Roses Transfronteriza

Tipo: Carretera
Sentido de giro: Contra-horario
Distancia: 93 km
Duración: 5h 25'
Desnivel positivo acumulado: 1.390 m
Desnivel negativo acumulado: 1.390 m
Puerto principales: Coll del Frare y Coll dels Belitres (Pendiente media del 1,9% - Pendiente máxima del 8%) y Coll de Banyuls (Pendiente media del 3,5% - Pendiente máxima del 20%)

Dificultad: 2/3

 

Descripción: 

Ruta de distancia y desnivel medios, que tiene por aliciente poder disfrutar de los atributos esenciales del paisaje altoampurdanés: la escarpada costa y la plana interior, paisajes ampliamente panorámicos.

La primera parte nos acerca al litoral, avanzando con facilidad por la plana del Empordà, pero con una transición por carretera nacional – sector de Vilajuïga a Llançà – donde hay que estar muy atento. Una vez delante del mar, se recorren bastantes kilómetros alternando la primera línea de costa – con pequeños puertos, donde el paisaje contundente de esta parte de la Costa Brava es protagonista – y las espectaculares panorámicas que se consiguen ver gracias a la altura ganada.

Ya entrados en Cataluña Norte, en el bonito pueblo de Banyuls-sur-Mer, se cambia completamente la dirección de la ruta, girando hacia el suroeste. Las dos vertientes del Coll de Banyuls son una auténtica descubierta deportiva y paisajística, con la parte oriental abierta a la Mediterránea – más húmeda, y donde la viña nos acompañará hasta las duras rampas finales – y la parte ampurdanesa, más áspera, con los característicos olivos y alcornoques.

Si bien generalmente es un sector muy tranquilo por lo que a tráfico se refiere y se trata de un recorrido mayoritariamente turístico, hay que estar muy alerta y poner atención a quedarse en el margen derecho de la carretera, ya que es bastante estrecha y en puntos concretos hay muy poca visibilidad.

Llegados a Espolla, se gira al suroeste, dejándose caer por un itinerario bucólico y tranquilo hasta la altura de Vilajuïga, donde hay que estar atentos ya que la carretera puede tener un flujo de tráfico importante y los vehículos pueden circular a cierta velocidad hasta que llegamos a Roses.

Esta ruta presenta una interesante opción a la altura de Banyuls. Se puede llegar hasta el reconocido pueblo de Cotlliure (Collioure) i volver a recuperar la ruta original siguiendo la carretera D-86, superando el Coll de Gascons (387 m), pasando por debajo de la torre de Madeloc y bajando nuevamente a la altura de Banyuls. Si se escoge esta opción, la ruta es de 120 km y 1.750 m de desnivel, aproximadamente.

 

PRECAUCIONES

  • En las carreteras principales más rápidas, el arcén es justito, el tráfico es elevado y más en verano.
  • Hay que estar en forma y más si, en Banyuls, eligen la opción de ir hasta Collioure.
  • Parad para reponer fuerzas antes de subir el collado de Banyuls.
  • ¡Atención! Pasado Colera, dejamos la N-260 para subir el collado de los Frailes hacia Portbou y no tener que pasar por los túneles. Vale mucho la pena.
  • La subida al collado de Banyuls es por una carretera en buen estado pero estrecha, sin rayas ni arcén. Rampas finales del 22%.
  • En la bajada del collado de Banyuls en Espolla hay 5 pasos canadienses de ganado (son barras de hierro en el suelo, vistas o tapadas con planchas de acero). Está indicado con señal de peligro. Hay algún tramo con pendientes del 10%.
  • Después de la primera bajada del cuello de Banyuls, al primer vado de un torrente que cruzamos, el firme es de hormigón en mal estado. El asfalto del resto es bueno.
  • Pasado Espolla, no te fíes, a pesar de entrar en la llanura del Empordà en dirección a Roses, se hace largo y a menudo hay falsos planes y pequeñas ondulaciones.

 

+ Info:

 

 

  • Aviso legal

    Los senderos son propuestas para seguir un itinerario determinado. Las marcas de los senderos son exclusivamente elementos informativos que indican por donde pasa el itinerario previsto. Debido a la diversidad de situaciones y circunstancias que se pueden dar, es materialmente imposible garantizar que esta señalización permanezca siempre intacta. Por lo tanto, el ayuntamiento y/o esas entidades que puedan tener cuidado del mantenimiento de las señales no se pueden hacer responsables de los daños y/o perjuicios que en caso de extraviarse o por cualquier otro motivo que puedan sufrir los usuarios de los itinerarios señalizados.

    Por ello, se recomienda a los usuarios de los itinerarios señalizados que no se fíen tan solo de las señales y que tanto antes de la salida como durante su transcurso tengan el mapa y el GPS o la brújula a mano para poder resolver los eventuales problemas que puedan surgir.

    También es importante tener en cuenta que cuando se sigue un sendero balizado, hace falta respetar escrupulosamente las normas de circulación viaria y de convivencia de la sociedad, tanto cuando se circula por una pista, como por una carretera, como por el cauce de una riera.

    Los itinerarios señalados en los senderos son meramente informativos y, por lo tanto, el Ayuntamiento de Roses no se hace responsable de los accidentes derivados de la práctica de la actividad por estos senderos y recomienda efectuarla con el equipo y material adecuados, considerando las recomendaciones anteriores.