Tumba del General

(4700-3400 aC Neolítico medio)

Sepulcro megalítico de tipo cista con tumulto formado por una cámara rectangular larga, excavada parcialmente en la roca y delimitada por varias losas planas de pizarra, orientadas siguiendo el eje N-S. La cubierta actual no es la original, que probablemente había sido una gran losa que cerraba todo el espacio de la caja. El tumulto, hecho de losas de pizarra de diferentes medidas y tierra, rodeaba y cubría toda la estructura.

Esta tumba fue descubierta y excavada por los arqueólogos Pere de Palol y Miquel Oliva en 1946. Durante los años 70, el monumento fue restaurado de forma indebida y no fue hasta el año 1986 cuando se identificó y se excavó adecuadamente. Destaca el hallazgo dentro de la cámara de un disco de esquisto, encajado en la roca, cuya función se desconoce pero se le supone un sentido ritual. Este es un elemento característico del megalitismo ampurdanés.

Conocida también con el nombre de megalito del Coll de Fitor, nombre del lugar en el que se encuentra, es la cista más bien conservada de la denominada necrópolis de Montjoi, un área de entierro que se sitúa dentro de la fase inicial del megalitismo ampurdanés, alrededor del quinto milenio principio del cuarto milenio aC.

Compartir