Necrópolis del Puig Alt

(850-650 aC Bronce final)

Cementerio de tumultos de la época de Bronce final que está dividido en dos núcleos de entierros, uno de 36 tumbas y el otro de 5. Estas estaban señalizadas con un círculo de losas de pizarra clavadas alrededor del agujero en el que se depositaba la urna funeraria. La existencia de los dos núcleos podría corresponder a cierta jerarquización de los pobladores y, por tanto, a que fuera reservada para el entierro de un mismo grupo familiar o social.

La estructura de las tumbas y el hecho de que el ritual funerario utilizado fuera el de la cremación de los individuos, nos habla de la existencia de un ceremonial que debía consistir en una preparación del cuerpo del difunto, el posterior transporte a la pira funeraria y la crema y recogida de cenizas. Finalmente, estas se esparcían sobre la tumba: en esta necrópolis se han encontrado sobre los enlosados, o bien a un lado.

Conocida desde antiguo, el área sur de la necrópolis fue excavada por primera vez por el Dr. Maluquer en 1965. Años más tarde, en 1979, se realizó un plano de situación de las tumbas y en 1984 se llevó a cabo una excavación de urgencia por la noticia de que la necrópolis estaba siendo saqueada. Durante esta última excavación se descubrió la otra área, más pequeña, situada en la collada del Puig Alt.