Menhir de la Casa Cremada III

(IV y III milenio aC - Neolítico medio, final y calcolítico)

El menhir de la Casa Cremada II es una piedra derecha de granito que mide 1,70 metros de altura por 1,20 de ancho de base y 66 centímetros en la parte superior. Tiene una orientación muy próxima al N/S exacto (10º-190º) y una sección rectangular. Los costados se ven repicados y el costado sur está descabezado. Su origen prehistórico no esta confirmado por ningún científico.

Fue descubierto por el rosense Miquel Palós Padrós el año 2002 y se cree que siempre ha permanecido de pie. Durante la prehistoria los menhires seguramente cumplían funciones de señalización o bien de tipo religioso y es frecuente encontrarlos en áreas dolménicas como en la que nos encontramos. Estos megalitos tienen una cronología amplia que va del cuarto al tercer milenio aC.

Esta piedra derecha podría bien ser un menhir o un hito. Asimismo, el hecho de que se encuentre en una zona dolménica hace que haya bastantes posibilidades de que se trate de un megalito y que fuera uno de los cuatro menhires que el estudioso Manuel Cazurro observó el año 1912 en las inmediaciones del dolmen de la Creu d’en Cobertella.