Masía de Montjoi de Baix

(s. X-XV/s. XVI-XVII – Época Medieval y Moderna)

El valle de Montjoi ha sido poblado desde muy antiguo. Primero fueron los romanos los que se instalaron en el lugar, probablemente en una villa que se cree que fue reaprovechada para construir esta masía, actualmente en muy mal estado después de caer la torre cuadrada que se erigía encima.

De la villa romana bajoimperial y del monasterio visigótico rehecho por el abad Atala no hay mucha información. También se desconoce su ubicación exacta, pero los pocos datos históricos indican que el monasterio estaba dedicado a Santa María, San Salvador y San Miguel y que se debía encontrar al lado norte del valle, alrededor del rellano que ocupa la masía.

En cuanto a la masía, esta constaba de dos edificios diferenciados que estaban separados por una torre, probablemente anterior. En la casa situada al sur, la más antigua, el piso estaba dedicado a la vida de los caseros y en los bajos había las dependencias para el trabajo agrícola: el granero, los establos, las cuadras y la almazara. El otro edificio fue construido el año 1883 y supuso una ampliación tanto de la parte de vivienda como de la de trabajo. Delante había un cubierto para las tinas.