El Cau de les Guilles

(Paleolítico final / Magdaleniano, 15000 aC. - Final de la Edad del Bronce 900 aC)

En este abrigo abierto es donde se documenta la presencia de vida humana más antigua de Roses. Situado a cobijo de la tramontana, el Cau de les Guilles (Madriguera de los/as zorros/as) habría sido escogido por los pequeños grupos de cazadores-recolectores para refugiarse temporalmente de una climatología tardiglacial, donde poder encender fogatas y producir las laminas que posteriormente utilizarían como proyectiles de caza.

De las excavaciones que se han llevado a cabo se conoce que esta fue ocupada sobretodo durante el final del paleolítico, por la cultura magdaleniana (15000-9000 aC). De estos primeros hombres se han recuperado sobretodo herramientas de sílex como buriles o rascadores. También se han recuperado materiales pertenecientes a otros periodos prehistóricos y protohistóricos.

Este abrigo natural, formado por dos cavidades, fue utilizado de forma esporádica por las diferentes culturas que han habitado en el entorno hasta el final de la Edad del Bronce (900 aC). En otros abrigos cercano también se ha encontrado material arqueológico que denota el aprovechamiento de estos como lugar de entierro en este último periodo.